Las redes sociales en esta era digital, están sometidas a cambios continuos y evolución, nos sirven y benefician como canales de comunicación entre personas, organismos y empresas. Siempre se encuentran abiertas para todo público, pero también es necesario no descuidar varios puntos para obtener el éxito deseado.

Ya que tus futuros clientes interactúan en las redes sociales, tú también debes de estar en ellas.

Un factor clave, es la distribución de contenido de calidad y dar a tu marca visibilidad online.

Facebook en este momento es la red social con mayor crecimiento y si la vemos desde la perspectiva del marketing es una excelente plataforma para tu marca.

Twitter es una red social grupal en donde el alcance de las visualizaciones del público se multiplica en cada interacción.

Si cuentas con el apoyo de una Agencia de Publicidad en Marketing Digital, ellos manejan las reglas no escritas del comportamiento de cada una de las redes sociales, ya que, Facebook no es igual que Linkedin, Twitter, Google+, Instagram, YouTube. Hay que conocer cómo posicionarse en cada una de ellas.

Conocen la audiencia a la que se van a dirigir y entienden cuáles son las plataformas mayormente idóneas para tu publicación.

También dominan los mejores momentos del día, en el que los usuarios son mayormente activos, para que tu publicación sea vista en cada red social por un mayor número de personas, ya que no todas tienen el mismo horario de visitas.

El SEO social es una de las claves del posicionamiento orgánico.

Es necesario tener presencia en las redes sociales, así como, la inclusión de nuestra página web en los enlaces externos para poder interactuar con los demás sitios de Internet.

Esto te ayuda a conseguir el engagement  (que significa el vínculo emocional que se genera de las personas con tus contenidos). Una Agencia de Marketing Digital conoce bien el término, sabe que es el compromiso que crea una marca hacia sus seguidores y la interacción que tienen los usuarios hacia sus marcas favoritas. Ellos se encargan de crear las estrategias enfocadas en el mejoramiento y aumento del engagement  logrando una vinculación real con tus clientes.

Optimiza tus redes sociales aprovechando las ventajas que te aportan cada una de ellas: Networking, Twitter, Linkedin, Google+, Facebook, etc.

Adapta tu web y tu SEO a los dispositivos móviles. Los teléfonos celulares ó Smartphones  se han convertido en algo esencial para enfocar las estrategias del marketing y del posicionamiento orgánico. Aunque en la actualidad el acceso a los sitios web se realiza desde una gran variedad de dispositivos, para que tu página web se adapte al tamaño y peculiaridad de cada uno de ellos, es necesario contar con una página web responsive; con ello también logras retener a los usuarios.

 

El diseño de una página web toma en cuenta todos los elementos de un sitio y los coloca de la mejor manera para que el usuario navegue fácilmente por ella.

El diseño web responsive, es saber distribuir los elementos de todas las resoluciones de pantalla que existen, para que la forma de navegar en cada dispositivo móvil ó tablet sea igual o mejor que la de una computadora, tanto en tiempo de carga como en resolución.

 

El marketing móvil ó mobile marketing cada día es mayormente utilizado por cualquier persona, y consiste en promocionar servicios y productos a través de los Smartphone y de otros dispositivos móviles. El comercio online sigue experimentando un gran crecimiento diariamente y aunque muchos consumidores prefieren visitar los centros comerciales físicamente, existe una gran mayoría que realizan compras a través de internet.

 

Cualquier página web que quiera ser competitiva y alcanzar un buen posicionamiento orgánico en internet, tiene que ser responsive. Si aún no cuentas con ella, te estás perdiendo de un gran número de posibles clientes.

 

Lo más recomendable es trabajar con una Agencia de Publicidad en Marketing Digital, ya que ellos cuentan con los criterios de usabilidad y accesibilidad para que las webs responsive obtengan los primeros resultados en los buscadores.

Te pueden ayudar con un diseño web responsive que sea atractivo e innovador, que genere  impacto comercial, atrayendo mayor tráfico cualificado y un mayor número de nuevos clientes.

 

En Internet el contenido de una página web “es el Rey”; Google como el resto de los buscadores lo saben muy bien, pero lo más importante es, que lo valoran en gran medida, al  determinar las posiciones de cada web en sus búsquedas.

 

Crear contenido interesante, variado, útil y de calidad,  es uno de los factores más influyentes en el posicionamiento SEO. Con un contenido de calidad ganas un mayor número de visitas; ya que los buenos artículos que se actualizan con regularidad y  aportan información valiosa sobre algún tema en concreto, atraen un mayor número de usuarios y clientes realmente interesados en los servicios que ofrece tú página web.

 

La mayoría de webmasters son conscientes de la importancia de los contenidos y generalmente están pendientes ante los fallos más comunes, por eso es importante contar con la asesoría de una Agencia de Publicidad en Marketing Digital para no caer en esos pequeños errores.

 

Una Agencia de Marketing Digital, se ocupa de que el diseño de tu página web contenga artículos de  alta calidad, con información relevante, bien redactados, sin ningún error de estilo, ortográfico y  tipográfico.

 

Incorporan un blog con artículos originales relacionados con el tema de tu página web que aportan valor añadido. Su contenido es relevante e interesante.

Las palabras clave en los textos son justas. Google tampoco gusta de los excesos. Aunque no existe un porcentaje exacto en la densidad de las palabras clave, lo recomendable es escribir sobre una temática en forma natural, las palabras clave se insertarán solas y en la medida adecuada.

 

También se encargan de incorporar textos ancla (anchor text) que enlacen con otros artículos de tu misma página ó externos.

Añaden fotografías, gráficos y otros elementos multimedia que son necesarios a nivel SEO.

 

Por eso es recomendable contratar a un equipo de profesionales con las competencias necesarias para redactar buenos textos que se ajusten a los requerimientos de SEO: Claros, concretos, llamativos, que incorporen palabras clave y que contengan una extensión adecuada, para no provocar una pérdida de interés en los lectores y Google deje de considerarlos como “contenidos de calidad”